Pellicer Motor. dispone de un excelente servicio de taller para arreglar, de manera segura, las averías que cualquier vehículo puede sufrir. Sin embargo, aunque nuestros especialistas están sobradamente capacitados para diagnosticar las incidencias que nuestros coches puedan tener, poniendo rápida solución, siempre es recomendable estar atentos a los cuidados  del coche.

Algunos elementos de nuestro vehículo son fáciles de comprobar y de mantener –además de ser muy aconsejable–. Hacer un chequeo rápido, por parte del usuario, no es tan complicado. Mantener el coche en buen estado facilita la conducción e incrementa la seguridad.

Neumáticos

A veces olvidamos que su función es esencial, que el continuo roce, las condiciones climatológicas y el uso condicionan su estado. Son los grandes olvidados del mantenimiento. Sólo nos preocupan cuando el aspecto es llamativamente malo, cuando sufrimos algún incidente o cuando tenemos que pasar la revisión técnica. Sin embargo, son un elemento esencial en el mantenimiento del vehículo: revisar periódicamente el aspecto de los neumáticos, será suficiente para garantizarnos el control sobre su estado y ahorrarnos algún susto indeseable.

Revisar la presión se debe convertir en un hábito. No sólo la seguridad se verá mejorada, sino que el consumo y el rendimiento del coche, se verán beneficiados con una presión adecuada de los neumáticos.

Controlar la profundidad del dibujo en el neumático, mediante la supervisión periódica de la banda de rodadura, es otro aspecto muy necesario para el mantenimiento. Intentando no apurar nunca hasta el mínimo legal: 1,7 mm. Pellicer Motor., dispone de profesionales adecuados para asesorarle al respecto. Cualquier desperfecto que pueda ocasionar pérdida de presión, es razón suficiente para sustituirlo por seguridad.

La iluminación.

Las lámparas que permiten que conduzcamos en la oscuridad tienen una vida útil, de la que conviene estar pendientes. La pérdida de intensidad de los faros disminuye la visibilidad, poniendo en riesgo, no sólo nuestra seguridad, sino también haciéndonos una conducción más tediosa.

Mantener los faros convenientemente limpios y sin desperfectos, así como convenientemente equilibrados, nos hará más cómoda la conducción.

Los limpiaparabrisas.

Parece una pieza sin importancia, pero no hay nada más angustioso que un chaparrón con las gomas deterioradas. El sol, y el propio uso, hacen que el desgaste de esta pieza sea inevitable. Conviene, cada cierto tiempo, realizar una revisión para evitarnos un mal rato cuando llueve. Y por supuesto, sustituirlos cada año para tener resultados óptimos en todo momento.

En Pellicer Motor. queremos estar pendientes de los cuidados de su coche. Ayudarle a solucionar los inconvenientes que pudiera tener y aconsejarle sobre las mejores soluciones para su vehículo. Su #confianza es nuestra mejor herramienta de trabajo.

print