El mercado de la automoción es tan amplio que, a la hora de comprar un coche, se nos presentan múltiples posibilidades. Una de ellas son los vehículos usados, sector que ha crecido exponencialmente en los últimos años. En este artículo te desvelamos los elementos se deben tener en cuenta a la hora de comprar un coche usado sin que te den gato por liebre.

Además de tener en cuenta la trayectoria del concesionario o taller (su experiencia, la valoración de otros usuarios, su trayectoria en el mercado de las segundas oportunidades,…),  o, en el caso de que sea entre particulares, el conocimiento de la persona que pone en venta un vehículo, es conveniente considerar toda una serie de factores que son fundamentales para realizar una buena compra.

No todo es una carrocería bonita y en perfecto estado. Por lo que una compra que nos ofrezca seguridad y calidad, precisa que se revisen a fondo algunos elementos del exterior y del interior del vehículo. ¿En qué debemos fijarnos, principalmente?

  • Los bajos: la alta velocidad en los badenes produce rozaduras en los bajos, por lo que es ser una señal evidente de un uso poco cuidadoso del vehículo.
  • Las juntas: un accidente deja rastros en el vehículo difíciles de camuflar. Asegúrate de que las juntas de la carrocería ajusten a la perfección. Comprueba, además, si el radiador y el alternador son originales.
  • La pintura: el brillo de la carrocería avisa de si el coche “duerme” en garaje o al aire libre. Un color uniforme demuestra que el coche ha sido cuidado. Presta atención a las diferencias de tonalidad, puede ser la evidencia de el coche ha sufrido un golpe.
  • Las puertas y las lunas: la forma en la que cierran las puertas puede revelar problemas graves: si no ajustan a la perfección, cuesta encajarlas o hacen un ruido extraño, pueden ocultar problemas estructurales de importancia. Asimismo, repasa que las lunas no tengan picotazos y que se encuentren en un estado perfecto.reestreno Pellicer Motor confianza
  • El motor: es uno de los elementos más importantes a la hora de revisar un coche usado. Debes exigir toda la información sobre él: el libro de revisiones, las averías, el kilometraje real, etc. Cualquier fallo puede salir muy caro. Arranca el motor y pon atención en vibraciones o ruidos al ralentí.
  • El volante y la palanca de cambios: si están más desgastados de la cuenta, nos avisa de que el coche ha tenido un uso muy intenso. Revisa que no hayan holguras y que las marchas entren perfectamente.
  • Los asientos: si son de regulación eléctrica o calefactables, fíjate que todo funcione. Revisa los reposacabezas, deben poder moverse sin dificultad. La banqueta debe estar fija y se debe poder regular sin problemas. En el caso de monovolúmenes que suelen tener banquetas desplazables comprueba que todo funciona correctamente y con suavidad.
  • La tapicería: exige siempre la tapicería original. Si la tapicería es de cuero y está en mal estado, puedes reclamar una rebaja del precio del coche.
  • Los plásticos del interior: suelen indicar el uso que se le ha dado al vehículo. Si tiene pocos kilómetros y los asideros de las puertas, los mandos o el salpicadero están desgastados, puede que te estén intentando dar gato por liebre.
  • Los cinturones de seguridad: comprueba que funcionan correctamente y no se quedan bloqueados o destensados. Si tienen fallos importantes no pasarás la ITV.

Se debe comprobar a fondo el coche que quieres comprar, es la mejor forma de saber si ese producto te convence o no. Revisarlo no es complicado y podrás evitar sustos en el futuro.confianza Pellicer Motor No hemos hablado sobre otros elementos a revisar de sentido común, como los faros, limpiaparabrisas o el sistema del aire acondicionado.

La garantía de Pellicer Motor. es total en nuestros coches de restreno. Nos encargamos de que todos nuestros vehículos ofrezcan toda la seguridad requieren, para lo que revisamos elementos eléctricos, electrónicos y mecánicos, chasis, carrocería, pintura e interiores, la preparación completa del motor y las pruebas en taller y carretera. Una inspección final, antes de su puesta en venta, garantiza que nuestros vehículos estén en óptimas condiciones para una segunda vida en tus manos.

print