Siete razones para comprar un cabrio y disfrutarlo

1.  Disfrutar del buen tiempo

Arrancas un cabrio. Comienza el verano, el termómetro sube. Cambiamos nuestro modo de vestir. Guardamos la ropa de abrigo. Nos refrescamos en las piscinas y playas. Los helados se incorporan a nuestra alimentación. Hay más horas de luz y el optimismo se apodera de nuestros sentidos.

Bueno, pues si nunca has disfrutado de la conducción sin techo en esta época del año es que aún no has podido gozar con plenitud del la vida. La sensación de libertad, el aluvión de estímulos que penetran por nuestros sentidos, adquiere su verdadera dimensión cuando gozas del espíritu de un coche descapotable.

2.  Disfrutar de la compañía

Hay quien piensa que disponer de dos plazas en el coche, limita las posibilidades del vehículo. Pero no es así, con un solo asiento extra lo único que limitamos son las posibilidades de cargar con compromisos incómodos en nuestros trayectos. Conducir en soledad. Disfrutar de buena compañía, con el cielo como único testigo es un placer que merece la pena vivir.

3.  Disfrutar del paisaje

Viajar no es sólo desplazarse de un lugar a otro. Viajar es conocer. Descubrir gentes. Entornos diferentes. Por eso, no es lo mismo viajar que disfrutar viajando. Conducir al atardecer un descapotable, te permite apreciar loas aromas, los colores, las texturas. Te permite descubrir múltiples matices de una manera especial.

4.  Disfrutar de viajar sin peso

Cuantas veces nos hemos quejado de que viajamos con demasiado equipaje. Nos cargamos de maletas, por si necesitamos algo que jamás usamos. Un reducido maletero tiene sus ventajas. Seleccionamos sólo lo imprescindible. Recobramos el noble sentido de valorar lo necesario sin sobrecargas, sin excesos. Viajar de este modo te hace más libre, más ligero, más auténtico.

5.  Disfrutar de la noche

Cuando las estrellas se convierten el techo de vehículo. Cuando la brisa fresca acaricia nuestro cuerpo. Descubres que las sensaciones del descapotable se incrementan  en la noche. Es relajante, estimulante y divertido. Es el complemento perfecto a una jornada. Salir a cenar, buscar una terraza o simplemente volver a casa después del trabajo, se convierten en una experiencia revitalizante y muy positiva.

6.  Disfrutar de invierno

Tendemos a pensar que el cabrio es un vehículo para el verano verano. Pero no es así. Cualquier ocasión es buena para disfrutar de la conducción sin techo. Las mayor parte de los modelos están equipados con sistemas de climatización en asientos, que permiten una conducción muy confortable aún en situaciones climáticas desfavorables. Sin duda, es una sensación diferente, pero igualmente estimulante.

7.  Disfrutar de la vida

Si hay algo intrínsecamente vinculado al conductor de un descapotable, es que le gusta disfrutar. Sabe que el trasporte es una necesidad, pero también una manera de entender la vida. No le gusta pasar desapercibido, porque se siente seguro de si mismo. A veces, el coche es una manera de expresar nuestra actitud ante el mundo. Por eso Pellicer Motor. dispone de los mejores cabrio, al mejor precio. Porque la ocasión no es simplemente de cambiar de coche. Es otra manera de disfrutar de la vida.

¿Aceptas nuestras Cookies?

Usamos cookies para mejorar tu experiencia en la web.