En verano el coche se utiliza más para viajar o hacer alguna excursión. Esta época el calor no sólo afecta al rendimiento del  vehículo, también puede ocasionar trastornos a los pasajeros. Te contamos unos sencillos pasos que harán que tu viaje sea seguro y placentero.

 

Para viajar seguro en esta época, debes prestar especial atención tanto a la comodidad y seguridad de los pasajeros, como al estado y mantenimiento de tu vehículo. Comencemos por los primeros:

  • La temperatura interior del coche afecta a todos sus ocupantes. Una temperatura de sólo 20º C en el exterior, puede suponer 40º C en el interior del vehículo a los pocos minutos de exposición al sol y, por tanto, constituye un riesgo de golpe de calor: nunca dejes a los niños, a las personas mayores ni a las mascotas dentro del vehículo bajo el sol mientras te esperan.

  • Con las altas temperaturas otro aspecto importante es mantenerse hidratado. Una buena hidratación reduce la fatiga y, por tanto, el riesgo de accidente. Para cada 200 Km o dos horas y estira las piernas, bebe agua y relájate. Así ayudarás a que el viaje sea más agradable y mucho más seguro.
  • Finalmente, advertirte sobre otro aspecto que, a veces, pasa desapercibido hasta que llega el momento de cargar y descargar el coche: viajar no es hacer una mudanza. Reduce tu equipaje y colócalo de forma adecuada. Apuesta por un viaje seguro.

 

El otro elemento que debemos cuidar para viajar con seguridad es el estado del vehículo. Realizar una revisión previa a la salida que garantice el correcto mantenimiento de coche es fundamental, sobre todo si tenemos en cuenta que, en verano, se producen más averías y el calor incide de forma negativa en su rendimiento.

 

¿Qué componentes del vehículo son más sensibles a las altas temperaturas? ¿Cómo debes proteger el coche del calor?

  • Presta atención a la temperatura del motor. A los 5 o 10 minutos de estar el motor encendido, debería alcanzar la temperatura óptima: 90º C. Vigila que nunca llegue a la zona roja, ya que se quemará el motor.
  • En esta época del año los neumáticos alcanzan una mayor temperatura. Si llevan la presión demasiado baja, la banda de rodadura se calentará más aun. Por eso, antes de hacer un viaje se debe revisar su presión. Los neumáticos son susceptibles de sufrir problemas por las elevadas temperaturas del asfalto. Sigue los consejos que te dimos para mantener los neumáticos en perfecto estado y tu viaje será más seguro.
  • Las pastillas de frenosufren mayor desgaste en verano, rozan contra el disco, lo que genera calor y las temperaturas que alcanzan son mayores. Lo que sumado al calor exterior, hace más difícil su refrigeración. Para un buen mantenimiento de los frenos, en bajadas prolongadas, utiliza marchas cortas para pisar menos los frenos y evitar la conducción agresiva.
  • El aire acondicionado en verano es casi imprescindible. Aunque siempre se puede enfriar un poco el coche con algún truco casero, a la hora de la verdad un sistema en buenas condiciones es lo mejor para salvarte del calor. Si tienes problemas con el aire acondicionado y su funcionamiento no es correcto, repáralo antes de salir de viaje.

Estas recomendaciones harán que viajar, este verano, sea más placentero y seguro. Recuerda que en Pellicer Motor. estaremos encantados de aconsejarte sobre el mantenimiento de tu vehículo. En nuestro taller estamos capacitados reparar tu coche y prepararlo para que disfrutes del placer de conducir. Pellicer Motor., la #confianza en el líder.

print